Trabajo remoto y conciliación familiar. Dar el máximo en el trabajo y no perder ni un minuto de tu vida familiar ahora es posible

Salir del trabajo una hora más tarde, llegar a casa cuando los niños estaban ya casi a punto de acostarse, era algo bastante habitual hasta hace solo unos años

Tener que conducir una hora para volver a casa del trabajo, quedar atrapado en alguna retención durante el camino o salir más tarde de la oficina eran algunas de las cosas con la que teníamos que convivir. El no poder acudir a los eventos escolares de nuestros hijos o simplemente no poder pasar tiempo con ellos durante el día, era un coste que teníamos asumido y que si o si teníamos que pagar hasta hace muy poco.

 

El teletrabajo cambió todo esto y nos trajo un gran regalo: tiempo y vida familiar

 

Gracias al trabajo remoto muchos profesionales han vuelto a poder disfrutar de sus hijos y hijas, de sus familias.

Trabajar en remoto no solo puede facilitar la movilidad del trabajador, permitiendole trabajar desde distintos lugares. El trabajo remoto está cambiando las reglas del juego que las empresas nos impusieron hace años, haciéndonos recuperar una parte importante de nuestras vidas, sin tener que renunciar a nuestro lado profesional, sin tener que hacer concesiones.

Desde que trabajo en remoto puedo llevar todos los días mis hijos al colegio y recogerlos.

Preguntarles que tal fue su día y comer con ellos. Por la tarde puedo desconectar media hora para jugar o pintar con ellos. Pasar tiempo con tus hijos, sobretodo cuando son muy pequeños es algo que no tiene precio, no se puede comprar con dinero, es algo que nadie debería perderse nunca. Es un periodo muy breve y muy importante de la vida de cada uno de nosotros. Ver crecer a tus hijos, pasar tiempo y disfrutarlos debería ser obligatorio.

Es una etapa muy importante para ellos y para formar y dar forma a las personas que serán de mayores. No deberíamos perder estos momento por tener que trabajar lejos de casa o por tener que simplemente trabajar durante largas horas.

Es evidente que hay trabajos que no permiten alternativas, pero gracias al trabajo remoto ahora muchos profesionales de distintos sectores pueden trabajar en smart working y disfrutar más de sus seres queridos.

 

El smart working es una forma de trabajo flexible y remoto que se basa en el uso de la tecnología y la comunicación digital para realizar tareas y actividades laborales. A diferencia del trabajo tradicional en una oficina o lugar de trabajo, el smart working permite a los trabajadores realizar sus tareas desde cualquier lugar, ya sea en casa, en una cafetería, en un parque o en cualquier otro lugar que tenga conexión a Internet.

El smart working se centra en la consecución de resultados en lugar de la cantidad de tiempo que los trabajadores pasan trabajando, y se basa en la confianza, la autonomía y la responsabilidad de los trabajadores. Los trabajadores que realizan smart working tienen un alto grado de flexibilidad en cuanto a la organización de su tiempo y horarios de trabajo, lo que les permite equilibrar mejor sus responsabilidades laborales y personales.

El smart working también puede proporcionar beneficios a las empresas, como la reducción de costos relacionados con el alquiler de oficinas y la mejora de la eficiencia y productividad de los trabajadores. Sin embargo, también puede haber desafíos y riesgos asociados con el smart working, como la necesidad de una buena gestión de la comunicación y la colaboración remota, así como la necesidad de establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal.

Estos limites son lo que hacen posible mantener un rendimiento excelente en el trabajo y una vida familiar harmoniosa.

Es importante programar las tareas del día, fijar objetivos a cumplir durante el día o la semana y a partir de aquí organizarse como mejor se crea conveniente.

Lo importante siempre es lo mismo: Conseguir los objetivos, aprovechar al máximo el tiempo para la vida familiar.

De hecho, una de las principales ventajas del trabajo remoto, es la posibilidad de organizar tu día a día como mejor creas. De la mejor manera posible para lograr los resultados requeridos por la empresa.

Es un gran reto, tanto para las empresas como para el trabajador que se irá resolviendo durante los próximos años, gracias a sistemas de control automatizados y fáciles de medir.

De esta forma, trabajes cuando trabajes, la empresa siempre podrá saber, cuantas horas trabajaste y lo rentables que has sido durante el mes.

Ser productivo y rentable para la empresa trabajando desde donde tu quieras y cubriendo las horas establecidas, pero organizandolas como mejor se crea conveniente.

 

 


Leave a Comment