El BCE eleva su tipo de interés y llega al 4.5%, la cifra más alta en dos décadas

El Banco Central Europeo ha decidido aumentar nuevamente sus tasas de interés en un cuarto de punto porcentual, situándolas en el 4.5%, un nivel que no se veía en las últimas dos décadas.

Esta medida, en medio de un contexto de estancamiento económico, tiene como objetivo controlar la inflación, la cual ha sido motivo de preocupación para el organismo. Además, el BCE ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para la Eurozona en los años 2023, 2024 y 2025.

Según el BCE, la inflación, a pesar de su disminución reciente, se espera que permanezca en niveles elevados durante un período prolongado. Con el fin de avanzar hacia su objetivo a medio plazo del 2% de inflación, el Consejo de Gobierno ha optado por aumentar los tres tipos de interés del BCE en 25 puntos básicos.

Las declaraciones previas de los líderes del BCE ya insinuaban esta subida de tasas. La inflación, que llegó a superar el 10% el otoño pasado en la Eurozona, ha retrocedido a alrededor del 5% en agosto, y se espera que este aumento en las tasas contribuya a su reducción.

Este incremento marca la décima subida consecutiva en el costo del dinero, a pesar de que la economía muestra señales de desaceleración. Según las previsiones de la Comisión Europea, se espera que el PIB de la zona euro crezca un 0.8% este año, con España liderando entre los principales países con un crecimiento del 2.2%, mientras que Alemania se encuentra en la parte inferior con un -0.4%.

Bruselas estima una inflación promedio del 5.6% para 2023, del 3.2% en 2024 y del 2.1% en 2025. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reconoce que alcanzar el objetivo de inflación del 2% en la zona euro será un desafío que llevará tiempo, considerando que la «alta inflación persistente» representa un gran reto económico para la Unión Europea.

Leave a Comment