Las ofertas de empleo fantasmas que están dificultando la búsqueda de empleo

empleo fantasma

El ámbito laboral en muchos países se está volviendo más estrecho y cada vez resulta más complicado hallar empleo.

Después de la crisis de covid, en lugares como Estados Unidos, muchos trabajadores tenían la opción entre varias ofertas de trabajo, ya que había vacantes que los empleadores no lograban cubrir.

Sin embargo, en la actualidad los trabajadores han perdido en gran medida esa oportunidad, en medio de despidos y reducciones presupuestarias, y cada vez son más escasas las plazas vacantes.

A pesar de ello, los puestos están disponibles… o al menos parecen estarlo.

Y es que portales de empleo como LinkedIn e Indeed anuncian numerosas vacantes. Sin embargo, a pesar del gran número de candidatos altamente cualificados para esos puestos, muchos anuncios siguen en las plataformas digitales con una etiqueta cada vez más común: «Publicado hace más de 30 días».

Algunos son simplemente anuncios de empleos que ya han sido ocupados, mientras que otros nunca estuvieron destinados a ser llenados. Se trata de «empleos fantasma» y se están convirtiendo en un obstáculo cada vez más común y problemático para quienes buscan empleo.

empleo fantasma

Las ofertas de trabajos fantasma han sido parte del mercado laboral durante mucho tiempo

 

Las ferias de empleo, por ejemplo, tienen la reputación de atraer a empresas que establecen puestos simplemente como herramientas de promoción o para recolectar currículums en masa sin necesariamente tener un puesto para llenar.

El problema empeoró en la era digital, a pesar de que la tecnología debería mejorar teóricamente el proceso de búsqueda de empleo para todas las partes involucradas. El número de solicitantes ha aumentado drásticamente en todo el mundo en los últimos años, a medida que la economía se complica.

A pesar de la gran cantidad de candidatos, una sorprendente cantidad de convocatorias no resultan en contrataciones.

Revelio Labs, una empresa de inteligencia laboral con sede en Estados Unidos, encontró que la proporción de contrataciones por cada puesto de trabajo cayó por debajo de 0,5 en 2023, lo que significa que más de la mitad de las ofertas no llevaron a que un empleador contratara a un solicitante.

Clarify Capital, un proveedor de préstamos comerciales con sede en Nueva York, encuestó a 1.000 gerentes de contratación y descubrió que casi 7 de cada 10 puestos de trabajo permanecen abiertos durante más de 30 días y un 10% permanece vacante durante más de medio año.

La mitad de los encuestados informaron que mantienen abiertas las ofertas de trabajo indefinidamente porque «siempre están abiertos a gente nueva».

Más de un tercio dijo que mantenía las convocatorias activas para crear un grupo de solicitantes en caso de que un empleado se vaya, no porque un puesto ya haya quedado vacante.

Los puestos publicados son más que simplemente aspiradoras de talento que absorben el currículum de cada solicitante. También son una herramienta para moldear la percepción dentro y fuera de la empresa.

Más del 40% de los gerentes de contratación dijeron que publican puestos de trabajo que no buscan llenar para dar la impresión de que la empresa está creciendo. Una proporción similar indicó que las ofertas de trabajo se hacen para motivar a los empleados, mientras que un 34% dijo que los trabajos se publican para tranquilizar al personal con exceso de trabajo que puede estar esperando la llegada de ayuda adicional de nuevo personal.

«Los empleos fantasma están en todas partes», dice Geoffrey Scott, gerente senior de contenido y de contratación de Resume Genius, una empresa estadounidense que ayuda a los trabajadores a diseñar sus currículums.

«Descubrimos 1,7 millones de posibles empleos fantasma en LinkedIn solo en Estados Unidos«, asegura.

StandOut CV, una empresa de recursos profesionales con sede en Londres, descubrió que durante 2023 más de un tercio de las ofertas de trabajo en el Reino Unido eran empleos fantasma, que figuraban como ofertas publicadas durante más de 30 días.

empleo fantasma

Los expertos advierten que no todos los puestos que parecen empleos fantasma lo son

«No creo que sea una práctica generalizada que las empresas publiquen puestos de trabajo que no pretenden llenar», dice Annette Garsteck, consultora profesional radicada en Estados Unidos.

La falta de recursos para la contratación y un volumen asombroso de solicitantes pueden significar que el proceso avance lentamente y, en consecuencia, los reclutadores no puedan responder a todas las solicitudes.

Aun así, ya sea que estos anuncios sean empleos fantasma o simplemente luzcan como tales, el resultado es similar. Los solicitantes de empleo terminan desanimados y agotados.

«Los empleos fantasma son una gran pérdida de tiempo para quienes buscan empleo», señala Scott. «Rellenar una sola solicitud de empleo puede llevar varias horas, ya que un aspirante serio se tomará el tiempo para investigar a la empresa, personalizar su currículum y su carta de presentación, y luego pasar por el proceso de enumerar todos los trabajos que ha tenido y responder preguntas de selección«.

Aun así, a pesar del estado del mercado laboral y del esfuerzo que pueda requerir, algunos candidatos continúan enviando tantas solicitudes como pueden, a la espera de una respuesta. Otros solicitantes de empleo dicen que la abundancia de empleos fantasma los ha llevado a cambiar sus estrategias.

Samantha, una diseñadora gráfica radicada en Estados Unidos, lleva tres meses buscando trabajo. Asegura que comenzó aplicando de manera general, pero la falta de respuestas de la mayoría de las empresas la ha llevado a ser más selectiva a la hora de postularse. Ahora está apuntando a puestos más específicos que se ajustan a su perfil y que es probable que tengan menos solicitantes en general.

Sin embargo, todavía no está segura de cuál es el enfoque correcto. «No sé si es mejor disparar y esperar a dar en el blanco o si debería estar sentada ahí apuntando y disparando, una o dos solicitudes por semana».

Los empleos fantasma pueden brindar a los empleadores la oportunidad de reforzar su imagen y recolectar currículums a corto plazo, pero es posible que esos beneficios no duren.

Si un potencial empleado se siente rechazado por una empresa de la que nunca recibió respuesta, es posible que tenga miedo de postularse para futuras oportunidades en esa compañía. Las empresas que publican empleos fantasma podrían terminar siendo descartadas por esos empleados.

No te pierdas ninguna oferta de empleo, siguienos en las redes y por email::

Leave a Comment

error

Te gusta nuestra web? Por favor, muestrala a tus contactos

¡NO TE PIERDAS ESTO!

Todo lo que tienes que saber sobre el trabajo en remoto lo encontrarás aquí!

Ofertas en línea con tu perfil profesional, noticias, artículos, consejos y novedades. Entra ahora y recibe ofertas acordes a tu perfil profesional!